REFLEXIONES ECOLOGISTAS PARA LOS RECORTES EN EDUCACIÓN

publicado en: Benavente, Noticias | 0

Analizando el real Decreto 3/2002, de 11 de enero, por el que se establecen la normas mínimas de protección de las gallinas ponedoras, estas deberán disponer de al menos 750 centímetros cuadrados de superficie de jaula por gallina.

El Real Decreto 1135/2002, de 31 de octubre, relativo a las condiciones mínimas para la protección de cerdos, que explicita que las condiciones mínimas de suelo libre es de 2,25 metros cuadrados por cerdo cuando el habitáculo contiene de 6 a 39 individuos (los verracos, 6 metros cuadrados/animal). La explotación que no cumpla la normativa, a fecha del 1 de enero de 2013, será bloqueada, no dando ninguna prórroga ni periodo de adaptación.

Pues bien, el Real Decreto-Ley 14//2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo (dicho en castellano “de recortes en Educación”) del Ministro de Educación, Sr. WERT, dice en su art. 2. Ratios de alumnos por aula. “…las Administraciones educativas podrán ampliar hasta un 20% el número máximo de alumnos establecido en el art. 157.1.a) de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, para la educación primaria (25 alumnos) y secundaria obligatoria” (30 alumnos).

Como resultado de aumentar las ratios, es decir, más alumnos por metro cuadrado (1,5 m2 por alumno): en primaria hasta 30 alumnos por aula, en secundaria hasta 33 alumnos (pudiendo llegar hasta 36) y en bachillerato, hasta 39 (pudiendo llegar a cuarenta y tantos alumnos por aula).

Conclusión, que los animales de granja disponen de más metros cuadrados que los alumnos del sistema educativo español. Sin duda que los animales (cerdos, gallinas ponedoras, vacas…) tienen derecho a ser tratados con dignidad, en eso hemos avanzado mucho y lo celebro.

Sin embargo no parece que el bienestar de los alumnos importe mucho a este Gobierno, pues mientras mejoran las condiciones de espacio de cerdos y gallinas, empeoran las de nuestros escolares que son el futuro del país…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *