“LA MARCHA NEGRA” DE BENAVENTE PENDIENTE.

publicado en: Benavente, Noticias | 0

OPINIÓN.

Con el horizonte de una jornada de huelga general el próximo día 29 de septiembre, en estos días también asistimos a la lucha minera en Asturias y en nuestra Castilla y León, (León y Palencia) con diversas acciones de protesta como paros, encierros, huelga de hambre, e incluso las denominadas “marchas negras”.-

Los mineros tienen sobradas causas, en primer lugar el cobro de los salarios adeudados y, sobre todo, el futuro del sector del carbón, de su supervivencia más allá del año 2014. Año en que la Comisión Europea pone su límite a la prorroga de ayudas públicas a las minas, que expiraban este año. Prórroga de subvenciones que están supeditadas -previo plan de cierre de las minas deficitarias- antes del 15 de octubre de ese año.
A su vez, los Estados miembros que se acojan a esta norma, deberán elaborar planes de medidas tendentes a mejorar la eficiencia energética, a mitigar los efectos mediambientales negativos del carbón, o favorecer las energías renovables.
El futuro de los mineros pasa porque el Gobierno apruebe el real decreto que permite a las centrales térmicas españolas consumir el caro carbón nacional. Caro carbón nacional que contamina. El carbón que se importa barato…contamina muchísimo menos.
No sólo está en juego el futuro del carbón, también lo está el cierre de explotaciones mineras y la extinción de puestos de trabajo, por lo que la lucha minera está más que legitimada.
Y precisamente, sobre “la lucha minera” quería escribir. Si, sobre la lucha y todo lo que la rodea. Porque estos días, personalmente, siento envidia. Envidia sana del apoyo que están recibiendo todos esos mineros en El Bierzo, en Palencia o en Asturias. No sólo de sus familias que dependen de tal sustento, sino de los vecinos de esas comarcas que también se movilizan y protestan en comunión con los mineros.
Lamentablemente, soy consciente que hoy vivimos una vida un tanto despersonalizada, impersonal, insolidaria, y…salvo en fiestas o contadas ocasiones con poca o nula hermandad y fraternidad entre los propios vecinos del portal, de la misma calle y de la propia ciudad. Cada cual va a lo suyo, y ¡así nos va!

Siento envidia de esa lucha, y siento envidia porque en todas las luchas siempre me veo un poco reflejado, como también me asalta la comparación de la lucha de esas comarcas por sus necesidades, su supervivencia , su futuro…y sus hijos, y no puedo abstraerme de pensar en Benavente.

Benavente y su comarca, nudo de comunicaciones, con un “futuro tan prometedor” y que después de más de veinte años…veo que sigue esperando su tren en el andén!
Y no sólo eso; en estos veinte años he asistido al cierre de la Azucarera, de la emblemática empresa Hnos. Torío, del conato de desaparición de la Tabacalera…y lamentablemente, no he visto esa unidad, esa solidaridad y esa lucha a la que antes aludía. Siempre, en todas y cada una de esas ocasiones, he visto en la calle casi a las mismas personas, y no he podido por menos que pensar si tendría algo que ver el famoso refrán “Que cada palo aguante su vela”!

Y que decir de la lucha por el nuevo hospital! Cierto es que había conciencia, y por tal motivo hubo buenos principios y gran apoyo ciudadano. Prueba de ello son los casi diez años que lleva existiendo la Mesa Pro-Hospital. Todo un record para los tiempos que corren…y mucho más en nuestra provincia de Zamora!
Pero todo se ha ido diluyendo…y quizá haya que pensar eso de que “Cada pueblo tiene lo que se merece”!

Y no he podido por menos que acudir al Diccionario por comprobar si el equivocado era yo y he buscado la palabra SOLIDARIDAD:sentimiento de unidad basado en metas o intereses comunes”; “lazos sociales que unen a los miembros de una sociedad entre si”…

¡Qué alivio! Estaba en la buena onda! Aunque me sigo preguntando el porqué todas esas veces que salimos a la calle a luchar por algo, porque no cerraran una empresa, por evitar unos despidos…no salimos todos? ¿Dónde quedó la solidaridad con nuestros vecinos? Vecinos, comercio, industria, servicios, poderes públicos…todos estamos interrelacionados y necesitamos los unos de los otros. Deberíamos aplicarnos aquello de “Cuando el bosque se quema…algo tuyo se quema”! O como decía Bertolt Brecht…

Primero se llevaron a los negros,
pero a mi no me importó
porque yo no lo era.
Enseguida se llevaron a los judíos,
pero a mí no me importó,
porque yo tampoco lo era.
Después detuvieron a los curas,
pero como yo no soy religioso,
tampoco me importó.
Luego apresaron a unos comunistas,
pero como yo no soy comunista,
tampoco me importó.
Ahora me llevan a mí
pero ya es tarde
.

E insisto, ¡Así nos va!
Y mientras…seguiré emocionándome con la “lucha minera”, “la marcha negra”, la solidaridad, las lágrimas de los mineros, de sus familiares, de sus vecinos y de todos aquellos que la demuestran por donde pasan…
Y también seguiré soñando con que algún día Benavente, los benaventanos y benaventanas y gentes de la comarca defiendan con ahínco lo suyo, lo que les corresponde!

Y esperaré la fase REM en la que quizá encuentre a mi alcalde al frente de todas y cada una de las reivindicaciones y luchas de sus vecinos, al igual que lo hacen los alcaldes de esos pueblos mineros, muchos de ellos del PP… y no saliendo del despacho para ir de romería a reivindicar “el pájaro en mano” de la autovía y olvidándose de los otros pájaros volando que aún esperan los benaventanos.

Manuel Burón García
Concejal del Grupo IU

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *