IU SOLICITA LA DEVOLUCIÓN DE LA PAGA EXTRA A LOS TRABAJADORES MUNICIPALES PERO ENTIENDE LA OBLIGACIÓN DEL AYUNTAMIENTO DEL CUMPLIMIENTO DE LA LEY VIGENTE

publicado en: Benavente, Noticias | 0

El Grupo Municipal de Izquierda Unida desea que a todos los trabajadores municipales –tanto funcionarios como laborales del Ayuntamiento- les sea devuelta la parte de la paga extraordinaria de Navidad del 2012 (suprimida por el Gobierno por orden de 15 de julio de ese año) por la razón que ya había sido generada en la proporción correspondiente por los trabajadores desde el uno de junio hasta la fecha en que el gobierno publicó la supresión.- Paga correspondiente a 44 días, prácticamente el 25% del total, y que en el Ayuntamiento de Benavente asciende a la cantidad de 37.500 €. Por ello, IU se congratula de las reclamaciones judiciales efectuadas la pasada semana por el personal laboral y funcionario del ayuntamiento de Benavente, esperando que sean aceptadas. A favor hay varios antecedentes: – Sentencia de la Sección 5 de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que estimó parcialmente la demanda interpuesta por los sindicatos de la función pública contra la Comunidad Autónoma de Madrid, y en su fallo reconoce el derecho de los empleados públicos laborales a percibir las cantidades correspondientes a los servicios efectivamente prestados con carácter previo a la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 20/2012, del período comprendido entre el 1 de enero y el 14 de julio de 2012, respecto de la paga de Navidad correspondiente a 2012. – En Palencia, un Juez no ha admitido a trámite un recurso presentado por la Diputación Provincial y le ha condenado a devolver a una funcionaria la parte proporcional de esa retribución. – El Tribunal Constitucional ha admitido a trámite una cuestión de inconstitucionalidad sobre esta cuestión, la aplicación del artículo 2 del Real Decreto-Ley 20/2012 (en relación con el derecho de los empleados públicos a percibir las cantidades correspondientes a los servicios efectivamente prestados con carácter previo a la entrada en vigor del Real Decreto-Ley 20/2012). Sin embargo, para IU, hay que ser cautos, pues a pesar de que existen algunas sentencias en el orden jurisdiccional social que declara nulo el acuerdo del Ayuntamiento o Administración pública que aplica el artículo 2 del Real Decreto-Ley 20/2012, aún no existe Jurisprudencia asentada del Tribunal Supremo, sala de lo contencioso-administrativo que declare nulos los acuerdos de las distintas administraciones sobre la aplicación del citado artículo 2 del Real Decreto-Ley 20/2012. Y aunque entendemos que los representantes sindicales del Ayuntamiento quieran justificar jurídicamente el abono de esas cantidades al personal funcionario y laboral, y realmente, con los fundamentos Jurídicos de la Sentencia de lo social pueden hacerlo, pero para Izquierda Unida, no podemos olvidar que el Real Decreto-Ley 20/2012 es una norma con rango de Ley, que no ha sido anulada por el Tribunal Constitucional, que no ha sido derogada por otra norma posterior con rango de Ley y que no existe Jurisprudencia del Tribunal Supremo (más de una Sentencia) en la que se determine la no aplicación de ese artículo del Real Decreto-Ley 20/2012. Por tanto, para que el Ayuntamiento de Benavente pueda devolver de una forma ajustada a derecho positivo esa proporción -44 días- de la paga extra a los empleados públicos será necesario que se de uno de los siguientes supuestos: 1. Una Sentencia de lo contencioso para los funcionarios y de lo laboral para los laborales expresa (para el Ayuntamiento de Benavente). La Sentencia debería ser para todos los empleados (funcionarios por una jurisdicción y laborales por otra), es decir, que la interposicicón de las demandas se efectúen de manera conjunta (laborales por un lado y funcionarios por otra). 2- Que el Tribunal Constitucional declare inconstitucional dicha norma (artículo 2 del Real Decreto-Ley 20/2012). 3. Que el Gobierno apruebe una norma con rango de Ley que derogue expresamente el artículo 2 del Real Decreto-Ley 20/2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *