IU: SOBRE EL PERSONAL MUNICIPAL

publicado en: Benavente, Noticias | 0

PERSONAL MUNICIPAL

Aprovechando el trabajo del concejal del grupo IU –que conseguí realizar después de un año de espera y de recurrir al Procurador del Común- hemos estudiado y analizado minuciosamente durante muchos meses, expediente a expediente, contrato a contrato (en torno a unos noventa y tres contratos y expedientes), caso por caso, y no podemos -por menos- que concluir que la situación del personal laboral que trabaja en el Ayuntamiento de Benavente, es en su mayoría (más del 75%) completamente irregular e ilegal. Supone, sin lugar a dudas, el mayor escándalo -sin precedentes- en el que se encuentra metido este equipo de gobierno. La situación es lamentablemente vergonzosa.

IU, tras analizar los miles de parados que hay en Benavente (más de 2.200) y comarca, comprobar que LEGALMENTE para el acceso a la Función Pública, se exigen Publicidad, Mérito, Capacidad y Concurrencia, conforme se dispone en el artículo 103 de la Constitución Española y en la legislación de la Función Pública, no puede por menos que escandalizarse por el elenco de estómagos agradecidos que hay trabajando en el Ayuntamiento de Benavente, y nos referimos, sin lugar a dudas, a aquellos trabajadores laborales que accedieron a sus puestos por un simple contrato de tres meses, o bien por obra o servicio, y han perpetuado su permanencia como si fueran funcionarios de carrera.
Del PP o del PSOE, nadie se encuentra libre de pecado, ahora bien, la mayor parte de estos desaguisados se ha producido gobernando el PP. (Habría que remontarse a la etapa de Zapatero, el “otro”, no el actual…)

¡Qué decirle a los estudiantes que están en la Facultad puliendo sus codos!, o incluso a los que se encuentran en los Institutos estudiando bachillerato. Pues nada, hijos, haceros un carnét del PP, o mostrar vuestras simpatías con este grupo político, para entrar a trabajar en el Ayuntamiento durante los restos. No os molestéis en esforzaros mucho por sacar vuestro título de licenciado o graduado, vuestro módulo o vuestro bachiller, porque estos señores del PP ya se encargarán de colocaros de modo que os tiréis trabajando incluso hasta la jubilación que quiere implantar Zapatero. No os preocupéis si no tenéis el título necesario, que eso lo arregla el partido!

Igualmente, cuando hemos visto esas colas interminables a la entrada del Ayuntamiento, para optar a la Bolsa de Empleo, un mensaje para todos: A la vista de cuanto he comprobado, van a coger a quien les venga por el arco del triunfo y durante el tiempo que ellos quieran, no os hagáis, en ningún momento, ilusiones.

Y de esto, lamentablemente, dan fe muchas benaventanas y benaventanos.

Del examen de los contratos se desprende que hay tres estratos: personal fijo “a todos los efectos” (independientemente de la forma de acceso), interinos y personal contratado por obra o servicio. Y además de lo dicho, también se desprenden cosas muy curiosas: Personas que contratan por el tiempo que «resulte necesario para ejecutar la obra o servicio por el que se contrata». En este sentido nosotros decimos que el Ayuntamiento debe de llevar de obras desde el año 1.988, por lo menos.

Es una auténtica vergüenza que contratos de tres y de seis meses se hayan transformado en personas que llevan, algunos, veinte años en el Ayuntamiento.

Otros contratos lo son por acumulación de tareas y llevan durando cinco años (y lo que te rondaré, morena). Madre mía, ¡¡como está de saturado de trabajo el Ayuntamiento¡¡

La mayoría de los contratos laborales que se encuentran en situación de ilegalidad se han cosechado durante el mandato del PP.
Pero también el mandato del PSOE contribuyó a engordar la nómina, con interinos que lo serán…hasta que se cubran sus plazas por el método legalmente establecido! Y así…van pasando los años!

Otra conclusión, -y salvo error- es que hay algunos departamentos o secciones del Ayuntamiento, que se encuentran constituidos en su integridad por personal laboral sin proceso selectivo alguno, simplemente introducidos a dedo.

Si nos remontamos al PASADO –y como ejemplo-:
En el año 1.991 se contrata a como oficial administrativo a alguien, por el «tiempo que resulte necesario para ejecutar la obra o el servicio». Hoy en día, ese trabajador sigue en activo. Debe de ser que la obra o el servicio no se han acabado de ejecutar todavía.

Si Nos remontamos a AYER,
A alguien se le contrata en Octubre de 2007 «mientras duren los trabajos de colocación de luces por la temporada festiva de Navidad», y, vaya por cuanto, llevamos en temporada festiva de Navidad desde entonces y, si no se remedia, seguiremos en esa temporada hasta los restos.-
Hay, por otro lado, situaciones, además de manifiestamente ilegales, vergonzantes, y son aquellos puestos de trabajo que se encuentran cubiertos, además de digitalmente, por personas que -para mayor retranca- no disponen de la titulación necesaria para su desempeño. En este sentido hay departamentos tan importantes como Personal, Informática y Recaudación que tienen personas trabajando, además de no haber pasado por procesos selectivos, NO DISPONEN DE LA TITULACIÓN NECESARIA PARA EL DESEMPEÑO DEL PUESTO DE TRABAJO. Esto, además de ilegal, es gravísimo y querría hacer especial hincapié en ello.

También nos encontramos con puestos de trabajo cubiertos sin procesos selectivos por personas que su cónyuge también se encuentra trabajando para el Ayuntamiento.

Esto se llama conciliación de la vida familiar! Fomentamos la familia, haciendo -irregularmente- que trabajen los dos para el Consistorio, sin considerar que en muchísimas casas de Benavente no trabaja ninguno.

La alternativa que propone IU, además de denunciar y poner en conocimiento de la opinión pública tal escándalo y elenco de irregularidades e ilegalidades, (de las que ya hemos venido advirtiendo estos cuatro años) es que dichos puestos de trabajo sean incluidos en las correspondientes Ofertas de Empleo Público y sacados públicamente mediante oposición o concurso-oposición, a fin de que aquellas personas que se encuentran en situación de desempleo puedan optar a ellos en condiciones de igualdad, con aplicación de los criterios de selección e igualdad de oportunidades que establece la Ley.

Se está cometiendo una bárbara y bochornosa ilegalidad con la situación laboral de estos trabajadores. El Ayuntamiento, además de responsable de esta situación, es cómplice.

Incluso, más allá de la responsabilidad administrativa, probablemente se esté incurriendo, por parte del equipo de gobierno, en prevaricación, en los términos de los artículos 404 y 405 del Código Penal ( «A la autoridad o funcionario público que, en el ejercicio de su competencia y a sabiendas de su ilegalidad, propusiere, nombrare o diere posesión para el ejercicio de un determinado cargo público a cualquier persona sin que concurran los requisitos legalmente establecidos para ello, se le castigará con las penas de multa de tres a ocho meses y suspensión de empleo o cargo público por tiempo de seis meses a dos años”).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *