IU INSTA A LA CONCEJALÍA DE SEGURIDAD CIUDADANA A QUE SOLICITE UNA PRÓRROGA PARA ADAPTAR LOS BADENES.-

publicado en: Benavente, Noticias | 0

IU INSTA A LA CONCEJALÍA DE SEGURIDAD CIUDADANA A QUE SOLICITE UNA PRÓRROGA PARA ADAPTAR LOS BADENES.-

El Grupo Municipal de Izquierda Unida insta a la concejalía de Seguridad Ciudadana y Obras a que solicite una prórroga temporal para adaptar los badenes reductores de velocidad instalados en Benavente que incumplan la Instrucción Técnica aprobada en la orden Ministerial FOM/3053/2008, de 23 de septiembre, publicada en BOE del 29 de octubre.-

El Grupo IU hace tal petición ya que el pasado 30 de octubre finalizaba el plazo de dos años para la adaptación de los dispositivos existentes que incumplieran la norma del Ministerio de Fomento.-

Izquierda Unida ha venido advirtiendo en estos dos años que la Orden de Fomento era aplicable también a los badenes de los cascos urbanos ya que desde la reforma del Reglamento General de Circulación llevada a cabo en 2003, en su artículo 5.2 indica que todos “los resaltos en los pasos de peatones y bandas transversales” serán legales siempre que “cumplan la regulación básica establecida al efecto por el Ministerio de Fomento”. Nunca se había tenido en cuenta este párrafo. Desde este momento todos los badenes o resaltos que no se ajusten a la normativa serán considerados “obstáculos en la calzada”, estarán prohibidos y se podría iniciar un procedimiento de denuncia contra el titular de la vía.

Actualmente existen varios badenes que pueblan Benavente y no se ajusten a la legalidad vigente, y por lo tanto, si un conductor sufre un percance (ya sea en su vehículo o en su propia persona en forma de lesiones) puede reclamar al Ayuntamiento, comunidad o administración competente que sea titular de la vía para exigir una indemnización y restablecer los daños causados por el resalte. Hasta ahora, las administraciones se cubrían las espaldas ante posibles denuncias con la colocación de señales avisando de la existencia de un badén próximo.
Así, desde el 30 de octubre, estarán obligados a pagar a todo aquel conductor que sufra cualquier tipo de daño a causa de un resalte que no haya sido adaptado o retirado.

Recordar que el modelo de los reductores de velocidad será una plataforma trapezoidal de 10 cm. de altura como máximo, construida en hormigón o material asfáltico, con un máximo de 4 m de largo y unas rampas de subida y bajada de entre 1 y 2,5 metros, dependiendo del límite de velocidad existente. 1 m. para límites de 30 km., 1,5 m. para 40 Km. Y 2,5 m. para velocidades de 50 km/h.-

Por ello, ante tal eventualidad, el Grupo IU sugiere la petición de una prórroga para tal adaptación, pues caso contrario el Ayuntamiento podría sufrir un aluvión de denuncias.

Para IU es perfectamente compatible conseguir la moderación de la velocidad –y por tanto, más seguridad- y garantizar que no se produzcan daños en los vehículos, y así lo refleja la normativa.

Lo cierto es que existen badenes en Benavente que son tremendamente molestos incluso sobrepasándolos a una velocidad legal. Tienen el problema de que pueden dañar la suspensión (o al menos desgastarla a largo plazo) y son incómodos también para los conductores que cumplen los límites, pudiendo ocasionar incluso problemas cervicales.

Indicar que expertos en la materia apuntan que estos badenes deterioran el vehículo de una forma tan agresiva que en un corto plazo digamos 80.000 Kms puede estar el vehículo en condiciones de estado de 300.000 Kms. de uso, una vejez prematura de los sistemas de suspensión y de la seguridad activa del vehículo, de sus ocupantes y terceros.

Igualmente, Izquierda Unida insta a la concejalía que solicite ayuda económica a la Consejería de Interior y Justicia para la adaptación a la orden ministerial en aquellos casos que sea necesario así como para la supresión de los reductores de velocidad que no fueran necesarios o incumpliesen la norma en caso de existir alguno.

Para IU no sería de recibo –además de la difícil situación económica actual- que el Ayuntamiento tuviese que afrontar tal adaptación cuando la instalación de los badenes fue consecuencia de una subvención finalista, y ejecutados sin los pertinentes estudios o análisis previos.

Basta recordar la instalación y/o ubicación realizada al principio, con uno a cada lado de la esquina, no contemplaban las retenciones de agua etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *