IU CONTRA EL PRESTAMO DE PAGO EN BIBLIOTECAS

publicado en: Benavente, Noticias | 0

El Grupo Municipal de Izquierda Unida-Los Verdes presentó en la Comisión Informativa de Cultura celebrada el pasado martes una moción de urgencia para que el Pleno del Ayuntamiento de Benavente manifieste su rechazo y disconformidad contra el préstamo de pago en bibliotecas; moción que fue aprobada por unanimidad de los tres grupos en el Consistorio en la citada comisión para su elevación al Orden del Día del próximo pleno municipal.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida-LV ha presentado esta moción para que el ayuntamiento de Benavente, al igual que otros muchos ayuntamientos del Estado, muestre su rechazo a la Directiva comunitaria 2006/115/CE, ya que el Congreso de los Diputados aprobó la nueva Ley de la Lectura, del Libro y de las Bibliotecas el 14 de junio, y que de momento, incluye la aplicación de la citada directiva –que es la versión codificada de la anterior 92/100/CEE- y que contiene la obligatoriedad de pagar un canon por préstamo de libros a las bibliotecas públicas europeas.-

Para IU, ante la posibilidad de que el préstamo público en bibliotecas quede sujeto al pago de una compensación económica, los responsables públicos son los primeros obligados a defender el mantenimiento del actual límite de préstamos a favor de las instituciones, y que además esta en consonancia con el marco legal creado por la Directiva 2006/115/CE, donde se establece la posibilidad de que cada Estado miembro determine libremente la remuneración por el préstamo de obras en función de sus políticas de promoción cultural, otorgándoles la potestad de eximir a determinados establecimientos de dicho pago.

Para Izquierda Unida, de no producirse esta exención, constituiría una amenaza negativa en la difusión de la cultura; pues la imposición de una remuneración económica por cada libro prestado, muy presumiblemente repercutiría en el presupuesto asignado a las bibliotecas para adquisiciones bibliográficas, que sufrirían una detracción económica necesaria para pagar el canon.-

Además, IU recuerda que en este sentido la Plataforma “No al préstamo de pago” está realizando la recogida de un millón de firmas hasta el día 23 de abril del 2008, para exhortar a la UE a la retirada de la Directiva; campaña en la que esta participando activamente la Biblioteca Municipal de Benavente a lo largo del año 2007.-

Plataforma, integrada por profesionales bibliotecarios y documentalistas de todo género, y que en su manifiesto contra el préstamo de pago cuenta con las adhesiones de escritores tan prestigiosos como José Saramago, Almudena Grandes, Maruja Torres o Andrés Aberasturi entre otros.-

MOCION DE URGENCIA

QUE EL PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE BENAVENTE MANIFIESTE SU RECHAZO Y DISCONFORMIDAD CONTRA EL PRESTAMO DE PAGO EN BIBLIOTECAS.

Razón de la propuesta:

Las bibliotecas públicas ejercen una labor fundamental en el desarrollo cultural de una sociedad democrática, facilitando el acceso a un amplio abanico de ideas y opiniones. Fomentan, asimismo, la lectura, contribuyendo al progreso social, ya que éste también se desarrolla mediante la promoción de la investigación y la facilidad de acceso a las creaciones intelectuales.
Una de las actividades básicas de las bibliotecas es el préstamo de libros y, para que sea efectivamente un servicio público, según las recomendaciones de la UNESCO y de la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios (IFLA), ha de ser gratuito y libre de cualquier canon o gravamen.

No obstante, por una mal entendida protección del derecho de propiedad intelectual, más conocido como derechos de autor, las sociedades de gestión de estos derechos reclaman, basándose en una directiva de la Comunidad Europea (Directiva 2006/115/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 12 diciembre de 2.006 sobre derechos de alquiler y préstamo y otros derechos afines a los derechos de autor en el ámbito de la propiedad intelectual), el pago de un canon por el ejercicio del préstamo de libros. Lógicamente, autores y editores deben cobrar por su trabajo, pero cuando un libro llega a una biblioteca, ha saltado una barrera, de la misma manera que pasados 70 años de la muerte del autor, los derechos sobre la propiedad intelectual pasan a ser del conjunto de la ciudadanía. Además, los derechos de autor ya están contemplados en el precio del libro, con lo cual ya han sido pagados en la compra y no tiene sentido que se pague también por el préstamo.

El préstamo de pago se basa en un concepto erróneo de sociedad como mercado; un mercado donde todo se compra, donde todo se vende en un progresivo acoso y derribo a los servicios públicos.
Al parecer, el Gobierno Español trabaja en una nueva normativa que contempla el préstamo de pago (concretamente, señalando que las bibliotecas deberían pagar en torno a 20 céntimos por libro prestado). Ante esta posibilidad, creemos que desde una política de promoción cultural se debe apostar por el mantenimiento del actual límite de préstamo que contempla la vigente Ley de Propiedad Intelectual en su artículo 37. Esto, además, está en consonancia con el marco legal también recogido por la mencionada Directiva 2006/115/CE, pues en su art. 6 ya establece la posibilidad de que cada Estado miembro determine libremente la remuneración por el préstamo de obras en función de sus políticas de promoción cultural, otorgándoles la potestad de eximir a determinados establecimientos de dicho pago, e incidiendo en la importancia de los servicios de préstamo que ofrecen las instituciones públicas.
Tampoco nos sirve el argumento de que pudiera ser el Estado quien pagara este canon, ya que todos los servicios públicos están sufragados por la ciudadanía y lo que no podemos compartir es que la lectura quede grabada económicamente. No podemos dejar que se introduzca una nueva traba al acceso a la cultura, y menos después de tantas quejas sobre el descenso del nivel cultural en nuestra sociedad y de las dificultades de las políticas de fomento de la lectura.

Por todo ello, se presenta al Pleno del Ayuntamiento la siguiente

MOCIÓN

1.-El Ayuntamiento de Benavente declara que las bibliotecas, archivos, museos, fonotecas, filmotecas, etc. cumplen una función de difusión de la cultura y el pensamiento que supone un apoyo al fortalecimiento de los valores democráticos.

2.- El Ayuntamiento de Benavente manifiesta su rechazo y disconformidad con la posibilidad de adoptar una tasa por préstamo en las bibliotecas públicas.

3.- El Ayuntamiento de Benavente solicita al Gobierno español que declare a las bibliotecas públicas exentas de pago por préstamo, atendiendo a la posibilidad recogida en el art. 6 de la Directiva 2006/115/CE, de 12 diciembre que deja la posibilidad de que los estados miembros eximan del pago a ciertas entidades de utilidad pública.

4.- El Ayuntamiento de Benavente muestra su apoyo a las medidas adoptadas en las “Jornadas contra el préstamo de pago” celebradas en Guadalajara, en contra de la propuesta de la Unión Europea de modificación de la Ley de Propiedad Intelectual para el cobro de los derechos de autor por los préstamos que se realicen en las bibliotecas públicas.

5.- De este acuerdo se dará traslado a las siguientes instituciones: Parlamento Europeo, Ministerio de Cultura, Consejería de Cultura, Federación Española de Municipios y Provincias, Sociedad General de Autores y Editores y Dirección General de Museos Archivos y Bibliotecas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *